Protectores auditivos, ¿por qué debes usarlos?  

¿Expuesto al ruido? ¿Cuidas tus oídos?

Estos interrogantes parecen dirigirse únicamente a personas expuestas a altos niveles de ruido, pero no. Todos los seres humanos tenemos el riesgo del deterioro inmediato o paulatino del órgano de la audición, la cual es indolora y paulatina; mira por qué es tan importante saber en qué momento utilizar protectores auditivos.

Los protectores auditivos o elementos de protección auditiva (EPA), hacen parte de la categoría II de los elementos de protección personal (EPP). Sus propiedades de atenuación sonora previenen daños en el oído interno, ya que reducen los niveles de presión sonora que llegan a éste.

¿Cuándo usar tus protectores auditivos?

Un sonido fortuito e intenso o la exposición continua a ruidos altos, podría provocar la pérdida de audición  inmediata o paulatina, temporal o permanente; o maltratar uno o ambos oídos. Una charla normal está medida en 60 decibeles (dB), el sonido de una sierra mecánica equivale a 110 y el de pólvora, a 150. La única manera de prevenir los deterioros en el órgano de la audición es usando los protectores auditivos indicados, siempre que se esté expuesto a entornos con un nivel sonoro de 85 dB o más, pero también se recomiendan para proteger los oídos de la entrada de agua, viento, entre otros.

¡Ten en cuenta algunos factores a la hora de elegirlos!

Te recomendamos adquirir protectores auditivos que logren que tu nivel diario de exposición al ruido esté entre 65 y 70 dB, sin impedir que puedas comunicarte con otras personas. Para ello debes:

-Identificar el nivel de ruido al estás expuesto.

-Revisar qué nivel de reducción de ruido (NRR), y nivel de atenuación sonora (SNR) o grado de protección en entornos particulares correctamente ajustados te brindan.

-Estos valores,son variables de acuerdo a la marca  y están incluidos en la información del producto.

-El nivel de ruido del lugar de trabajo y las condiciones ambientales que pueden afectar su funcionalidad, como polvo, humedad, frío o calor excesivos.

– Medir el nivel de ruido – NRR = nivel de ruido atenuado.

-La presencia de agentes químicos, eléctricos o térmicos que impliquen peligros, esto podría indicar que necesites protectores auditivos con propiedades especiales.

-Asegúrate de que tengan certificación de calidad, sean cómodos y estén ajustados correctamente a tus oídos para alcanzar su máximo nivel de protección.

¿Qué clase de protectores auditivos hay?

1- Tapones: Hay tapones desechables de espuma, con banda y reutilizables.

-Espumas desechables de inserción: Se insertan en el oído externo y luego se expanden en el oído interno para evitar que el ruido entre. Asegúrate de asear bien tus manos antes de usarlos.

 

-Tapones reutilizables con cordón o sin cordón: Son elaborados con materiales flexibles en forma cónica, por lo cual se adaptan al oído sin tener que moldearlos. Se deben lavar una vez a la semana.

                                                   

-Tapones con banda: Se pueden poner y quitar fácilmente y llevarlos al rededor del cuello cuando no se utilizan.

-Tapones personalizados: Hechos por un especialista a la medida del usuario.

2- Protectores auditivos de copa – orejeras: Esta clase de protectores auditivos, cubren la totalidad de las orejas y están rellenas de material absorbente y almohadillas que sellan el oído y aíslan el sonido.

Hay orejeras con arnés de posición única, de posición universal, y orejeras acoplables al casco, ideales cuando hay riesgo de caída de objetos (algunas cuentan con propiedades dieléctricas).

3- Protectores auditivos especiales:

-Protectores auditivos dependientes del nivel: Amplifican el sonido exterior cuando es bajo y en la medida que aumenta, lo limita hasta que sea seguro para el operario.

-Protectores auditivos ANR (Active Noise Reduction) para la reducción activa del ruido: Gracias a sus circuitos electroacústicos, su nivel de protección aumenta en la medida que el sonido se eleva, al punto de eliminarlo parcialmente.

-Cascos antirruido: Cubren gran parte de la cabeza y las orejas, protegiendo al operario de la transmisión de ondas acústicas.

¡Protege tus oídos de la sordera profesional!

Como sonido inarticulado y desagradable, el ruido está en todas las actividades productivas y los trabajadores podrían presentar dificultad o imposibilidad de escuchar. Según la RESOLUCIÓN 8321 DE 1983 sobre normas de Protección y conservación de la Audición de la Salud, el tiempo máximo de exposición diaria a ruido de 90 decibeles es de 8hrs y siempre es obligatorio el uso de protectores auditivos.

Su uso es personal, por tanto asegúrate de llevarlos bien puestos durante todo el tiempo de exposición al ruido. Al principio, su uso podrá resultar incómodo, pero a futuro tus oídos te lo agradecerán.

Tu seguridad es prioridad para nosotros, por eso contamos con variedad de modelos de protectores auditivos con protección para cada situación de las marcas 3M,  STEELPRO, ARMADURA y KIMBERLY. Nuestros asesores están dispuestos para que elijas los adecuados.

¿Tienes alguna duda sobre protectores auditivos? Déjanos un mensaje y un asesor se comunicará contigo para resolverla.