Sociedades BIC: nuevos enfoques sociales en las empresas

Las empresas cada vez son más conscientes de su relación con la sociedad.  Es así como surgen las empresas que alcanzan el rango de Sociedades BIC. Ellas Evalúan constantemente su impacto e implementan estrategias que creen nuevos lazos y aumenten la confianza entre sociedad y empresa. Además de eso, tienen una preocupación permanente por el bienestar y desarrollo continuo de sus colaboradores y el medio ambiente.

De eso se trata esta figura de las Sociedades BIC, que significan de Beneficio e Interés Colectivo. Se crearon en 2018 con la Ley 1901, que les otorgó reconocimiento y rango jurídico a las sociedades que trabajan los frentes social y ambiental, sin olvidar el económico.

Catalina García Maya, de la firma de abogados García Maya y Asociados, nos acompañó en este episodio. Ella describió las cinco dimensiones en las que trabajan las Sociedades BIC: 

-Modelo de negocio. 

-Prácticas laborales. 

-Gobierno corporativo.

-Prácticas ambientales. 

-Prácticas con la comunidad. 

 

Lina Echeverry-Roeder ha hecho mención en sus artículos a empresas que pasan de pensar de ser las mejores del mundo a ser las mejores para el mundo. 

Las Sociedades BIC son un paso fundamental para llegar a ser mejores para el mundo, porque ponen la lupa en ser conscientes de los impactos empresariales sobre la sociedad. Además, buscan construir sociedades más equitativas y prósperas, pues esta es labor que también incluye a las compañías, más allá de los gobiernos. 

La sinergia e interconexión entre la sociedad y las empresas es cada vez más evidente y fuerte. Hoy sabemos que las empresas que se ocupan de su entorno son más resilientes y prósperas en el largo plazo, y que un sector empresarial fuerte significa sociedades fuertes”, explica Echeverry-Roeder